Cruz Roja refuerza su Punto de Información Sexual (“El Puntito”) ampliándolo a nivel autonómico

En Canarias, se dan alrededor de unos 300 nuevos casos anuales de transmisión del VIH.

Charlas, pruebas de detección y atención psicológica a personas seropositivas son algunas de las acciones del proyecto.

“El Puntito” es el nombre coloquial que recibe el proyecto de Atención Integral a Personas Seropositivas en Situación de Vulnerabilidad que desarrolla Cruz Roja en Canarias desde hace ya 2 años.

Esta iniciativa, que está financiada por el Gobierno de Canarias y la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de la Salud a través de la convocatoria de subvenciones a cargo del IRPF, ofrece servicios para todo el archipiélago (aunque centralizados en las islas de Tenerife y Gran Canaria) relacionados con la prevención del VIH y las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS). Su principal objetivo es prevenir el VIH y las ITS, y atender a las personas que necesiten ayuda en relación a su salud sexual, sobre todo personas seropositivas en situación de vulnerabilidad.

Dado los buenos resultados obtenidos el pasado año, actualmente el equipo de “El Puntito” ha crecido y ahora cuenta con la presencia de dos psicólogos y un enfermero para el desarrollo de sus múltiples servicios, los cuales giran en torno a tres ejes de actuación.

El primer eje, recordamos, es de prevención, en ella se ofrecen charlas de sensibilización sobre VIH y las ITS en distintos ámbitos, como asociaciones, centros de salud, AMPAS, instituciones públicas y privadas, sindicatos, etc.; se atienden consultas sobre salud sexual de la ciudadanía a través de teléfono, e-mail, etc., y se reparten preservativos y lubricantes de manera gratuita.

La segunda etapa es de detección, por ello, se realizan pruebas rápidas del VIH, la Sífilis y la Hepatitis C, sobre todo a los colectivos más vulnerables, siendo estas personas que se dedican a la prostitución, usuarios/as de drogas inyectadas, personas sin acceso al sistema sanitario, hombres que tienen sexo con hombres, entre otros.

Como cierre de este proceso, en el último eje de actuación, se lleva a cabo atención psicológica y social individualizada, seguimiento y acompañamiento tanto de personas seropositivas, como de personas que tengan algún problema relacionado con su sexualidad, teniendo en cuenta que la salud sexual no es solamente la ausencia de ITS.

Este es un proyecto con un alto grado de relevancia, debido a que en España hay unas 145.000 personas viven con el VIH, aproximadamente. Se estima que, de éstas, el 18% no lo sabe aún. En Canarias, se dan alrededor de unos 300 nuevos casos anuales. El principal medio de transmisión suele ser a través de vía sexual. Este hecho no sólo justifica la necesidad del servicio, sino también el enfoque del mismo y de las actividades que se desarrollan.

A %d blogueros les gusta esto: