La Policía Local refuerza el dispositivo de seguridad de verano con más de 30 vuelos de dron en las playas

Este recurso se enmarca en el dispositivo de seguridad puesto en marcha por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y los vuelos han generado unos 250 requerimientos

La Concejalía de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, para frenar la propagación de la COVID-19 en el municipio, ha reforzado el dispositivo de seguridad con más de 30 vuelos de dron realizados por la Policía Local desde que comenzó el verano para controlar el cumplimiento de las medidas sanitarias en las playas.

El alcalde, Augusto Hidalgo, junto al concejal de Seguridad y Emergencias, Josué Íñiguez, y la jefa de la Policía Local, Carmen Delia Martín, ha mantenido hoy un encuentro con los pilotos de dron de la Policía Local en la pasarela de La Cícer.

Concretamente, este recurso realiza vuelos de apoyo para reforzar la labor policial en las playas de la capital, los espacios de la ciudad donde más afluencia existe durante la época estival.

Estos controles se están realizando semanalmente desde antes incluso de que finalizara el estado de alarma, en coordinación con el servicio de megafonía en las playas de Las Canteras, en Las Alcaravaneras, en La Laja y en el muelle de San Cristóbal. También se han llevado a cabo vuelos en el Parque Santa Catalina.

Durante los meses de verano, las playas de la capital multiplican su afluencia y por eso, explica el alcalde, se ha hecho un refuerzo especial en la costa.

Augusto Hidalgo señala que “el vuelo de dron permite tener una visión completa y realizar una labor preventiva localizando a personas que no cumplen con las medidas sanitarias” y apunta que “a través de este recurso se han generado más de 250 requerimientos”.

En este sentido, de las más de 2.500 denuncias interpuestas por la Policía Local por incumplimiento de las medidas sanitarias, muchas de ellas han sido detectadas gracias al avistamiento de los drones.

En cuanto al funcionamiento del aparato de videovigilancia, las imágenes del dron llegan al mando de control donde son visualizadas por los pilotos. El dron tiene una distancia de alcance de 2,5 kilómetros, pudiendo elevarse a la altura máxima permitida, 120 metros.

Asimismo, el aparato cuenta con una autonomía de unos 30 minutos, cámara de alta definición, sensores de navegación, doble GPS, además de luces de navegación y policiales azules para identificarlo en vuelos nocturnos.

A %d blogueros les gusta esto: