Santa Cruz de Tenerife recupera el personal para el baño asistido en la playa de Las Teresitas

El servicio de baño sin asistencia, que comprende el préstamo de silla y andadora anfibia, además de muletas, ha estado activo durante los meses de verano con servicio de cita previa.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del área de Accesibilidad, retoma la actividad del baño asistido con personal de la Cruz Roja en la playa santacrucera, tras recibir, el pasado día 19 de agosto, el protocolo del Gobierno de Canarias con las recomendaciones y medidas para prestar dicho servicio.

Desde el Consistorio se recuerda que el servicio de baño sin asistencia, que comprende el préstamo de silla y andadora anfibia, además de muletas, ha estado activo durante los meses de verano, a través del número de teléfono 922 54 94 45, con servicio de cita previa, y en horario de 10:00 a 17:30 horas.

El concejal de Accesibilidad, Javier Rivero, quiso aclarar “que el servicio de baño asistido por personal no se había prestado antes, ya que necesitábamos las recomendaciones del protocolo para la prevención de la COVID-19, y que nos fueron remitidas por la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias el pasado día 19 de agosto”. Y destacó que “inmediatamente, en sólo una semana, hemos adaptado el servicio y los EPIS necesarios para contar con todas las garantías sanitarias”.

El servicio de baño asistido se prestará del 1 al 30 de septiembre los siete días de la semana, y, a partir del mes de octubre se mantendrá los sábados, domingos, festivos y Semana Santa, a través de cita previa llamando al teléfono 922 54 94 45, o mensaje de WhatsApp al 627 404 307. El horario de prestación del servicio será de 10:30 hasta las 18:30 horas.

El edil recordó que “los usuarios y usuarias que disfruten de la asistencia al baño tendrán que seguir las recomendaciones del servicio y firmar un documento en el que aceptan cumplir las normas de seguridad”. Entre las medidas se mantendrá siempre el uso de la mascarilla hasta la entrada al agua, toma de temperatura, limpieza y desinfección de superficies, mar en calma y bandera verde para prestar el servicio y acotar espacios en el agua.

El personal de Cruz Roja será el encargado de acondicionar, limpiar y desinfectar todo el material empleado después de cada uso, siguiendo de esta manera el plan de contingencia y seguridad establecido.

Por último, el baño asistido se denegará si el usuario o usuaria presenta síntomas compatibles con la COVID-19 o que haya estado en contacto con persona diagnosticada en los catorce días anteriores.

A %d blogueros les gusta esto: