La Palma cierra las áreas recreativas y prohíbe las jornadas de caza mayor y menor por riesgo de incendio forestal

El Cabildo de La Palma aprueba una serie de medidas debido a la Declaración de Situación de Alerta Máxima por Riesgo de Incendios Forestales y a la actualización de Situación de Alerta Máxima – Nivel 2 decretada por la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias.

Entre las más destacadas, se encuentran mantener cerradas todas las adecuaciones recreativas, tanto de gestión del Cabildo de La Palma, como de otra titularidad pública; la prohibición de la práctica y jornadas de caza menor, prevista para el 27 y 29 de agosto, y mayor, prevista para el 28 de agosto. También queda prohibido el uso de fuego en cualquier actividad agrosilvopastoral y se mantiene cerrada la Red Insular de Senderos.

Además de estas medidas, se mantienen las siguientes prohibiciones:

  • Tirar fósforos, colillas, puntas de cigarro o cualquier material en ignición al suelo.
  • Arrojar fuera de los contenedores de basura, desechos o residuos que con el tiempo puedan resultar combustibles o susceptibles de provocar combustión tales como vidrios, papeles, plásticos, aerosoles, mecheros, etc.
  • El estacionamiento en vías de comunicación que impidan el paso a los medios de extinción y personal en evacuación.
  • El estacionamiento de vehículos en las proximidades de cualquier depósito o tomas de agua de las existentes en el monte que impidan el acceso o maniobra de los mismos.
  • El acceso y tránsito, en general, a las pistas forestales; quedando reservado el acceso y tránsito a los servicios de vigilancia, prevención y extinción de incendios. Queda prohibido el tránsito y estancia de personal y vehículos por razones expresamente acotadas en razón de su alto peligro de incendio. Excepto por uso de servidumbre para el acceso de sus titulares a propiedades e infraestructuras.
  • Las actividades de riesgo de incendios forestales, exhibiciones pirotécnicas en suelo rústico, o en suelo urbano si este está a menos de 500 metros de zonas con combustible forestal, lanzamiento de voladores, elementos que contenga fuego, así como el uso de maquinaria que pudiera provocar riesgo de incendio forestal.

También se mantiene la prohibición, actualmente en vigor, del empleo del fuego en operaciones tales como la quema de matorral, de pastos, restos agrícolas o forestales, otros restos de vegetación, carboneo y destilación con equipos portátiles.
El Cabildo da continuidad a la suspensión de las autorizaciones otorgadas por el Área de Medio Ambiente a los diferentes grupos y particulares para hacer uso de las áreas recreativas, zonas de acampada, campamentos, red de senderos y red de pistas para la circulación de vehículos de motor con finalidad recreativa.

Desde la corporación insular se recomienda y solicita la colaboración ciudadana y se pide extremar las precauciones con cualquier actividad que pueda generar incendios: grupos electrógenos, material eléctrico y otros.

Este decreto tendrá vigencia hasta que, por parte de la Dirección de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, se desactive la Alerta por Riesgo de Incendios Forestales; salvo que el Cabildo Insular de La Palma disponga su continuación.

A %d blogueros les gusta esto: