El Ayuntamiento de La Orotava continúa con la ‘lucha’ contra el rabogato

El Ayuntamiento de La Orotava, a través de la concejalía de Medio Ambiente y Cambio Climático que dirige Luis Perera, continúa con los trabajos de control de la especie rabogato en distintos espacios del municipio. El edil recuerda que la Villa cuenta desde 2018 con un Plan de Actuación Municipal, y una mesa técnica para la coordinación del citado plan.

Actualmente se cuenta con un nuevo grupo de operarios específicos para actuar sobre la especie exótica invasora Pennisetum Setaceum. Debido a los contratiempos surgidos este presente año con la declaración del estado de alarma, los trabajos se han tenido que posponer, y la prioridad ahora es la de revisar las zonas de actuación del pasado año para mantenerlas controladas como son: El Rincón, Las Dehesas, barranco de las Carretas, Lercaro y viarios. Recientemente también se han enterrado las semillas que se encontraban depositadas, en estos últimos seis meses, en depósitos de agua para garantizar su extinción.

Además, recientemente, el concejal Luis Perera y los representantes de los distintos grupos políticos que conforman la corporación municipal se han reunido con las personas que participaron el pasado año en este proyecto y se valoró el que puedan seguir colaborando con el citado Plan e incluso se planteó el que constituyeran una asociación de carácter ambiental para sumarse de forma continua en los trabajos contra esta planta exótica que tanto daño genera en los entornos que coloniza.

El Ayuntamiento villero sigue con el empeño de controlar esta especie exótica invasora. Por ello, además de los trabajos que se realizan, se forma también a las personas que desarrollan estas labores con la colaboración de la Unidad de Formación de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife. Recordar que en La Orotava se llevó a cabo, previamente, un estudio exhaustivo para obtener un diagnóstico inicial sobre la situación general. Además, se han celebrado jornadas de participación ciudadana para sumar sugerencias en esta materia, aportando vecinos, técnicos y agentes sociales y políticos diversas propuestas de interés a corto, medio y largo plazo. El papel de la ciudadanía en el control de esta especie es fundamental, así como saber las posibles acciones de voluntariado, pues todo ello contribuirá para mejorar la situación actual.

Esta especie vegetal, de origen africano y que llegó a Canarias como planta ornamental en los años cincuenta del pasado siglo, es capaz de colonizar grandes espacios hasta el punto de modificar el paisaje, afectando gravemente a la flora y fauna local, y llegando a producir unas 10.000 semillas por planta adulta. Por ello, la forma de eliminarlas es complicado, pues si se hace mal se puede contribuir en su expansión. Por ello, hay que seguir un protocolo para quitarlas y luego se ha elegido el introducir las espigas y semillas en unos depósitos de agua durante varios meses para ahogarlas, procediendo luego a su enterramiento en profundidad.

La Orotava es uno de los pocos municipios del Archipiélago que se ha tomado en serio la lucha contra esta planta asilvestrada que se incluye en el catálogo de especies exóticas invasoras de Canarias. Esta localidad norteña cuenta con cuenta con un diagnóstico inicial y un plan de actuación, que va más allá de actuaciones muy concretas en espacios naturales, ya que aborda todo un territorio municipal.

A %d blogueros les gusta esto: