Sanidad refuerza las medidas de contención de la COVID-19 en la isla de Gran Canaria

La plantilla de rastreadores ha pasado de 100 a 158 personas, que además se apoya en el seguimiento de Atención Primaria

Los hospitales de la Isla han aplicado ya sus planes de contingencia

La Consejería de Sanidad ha implementado una serie de medidas de seguimiento y contención ante la pandemia de la COVID-19, especialmente en la isla de Gran Canaria donde el incremento de casos está siendo en estos momentos más acelerado. Por ello, desde hace semanas se ha actuado en el equipo de rastreo de casos incrementando este equipo, que pasa de 100 personas a principios de agosto a los actuales 158. Además, hay que recordar que las labores de rastreo puras se ven complementadas con las de seguimiento de casos que realizan los equipos de Atención Primaria de los centros de salud.

Además, se trabaja en la mejora de la capacidad de toma de muestras y procesamiento de las mismas en la isla de Gran Canaria. Así, a los puntos de toma de muestras existentes (Museo Elder y centros de salud) se suman dos puntos de toma de muestras tanto en el Hospital Universitario de Gran Canaria Dr. Negrín como en el Complejo Hospitalario Universitario Insular-Materno Infantil. Con respecto al procesamiento de las muestras, los laboratorios de ambos hospitales están trabajando ya en turno de noche para multiplicar la capacidad de realización de PCR de estos centros.

Asimismo, desde hace semanas se han tomado una serie de medidas encuadradas en el Plan de Contingencia aprobado antes de la llegada de la Nueva Normalidad que ya estaban aprobados desde el 30 de abril de 2020 recogidas en la Estrategia para la Gestión Organizativa de escenarios asistenciales según evolución de la infección por SARS-CoV-2 en Canarias de la Dirección General de Programas Asistenciales.

En aplicación de este documento, las gerencias de los hospitales de Gran Canaria han limitado las horas y número de visitas en estos centros a un acompañante (siempre el mismo) que solo podrá realizar la visita durante una hora al día.

Además, se fomenta que los pacientes acudan a los centros de Atención Primaria y consultas externas hospitalarias no acompañados, salvo que por edad o situación clínica se requiera.

Los hospitales han activado ya su plan de contingencia para incrementar las camas de críticos y de asistencia a la COVID-19 de los centros y están modulando la asistencia para dar respuesta a la situación.

En Atención Primaria se están limitando las consultas programadas y de seguimiento de los distintos programas de salud a las de los pacientes de mayor riesgo. Priorizará el seguimiento domiciliario de los pacientes con infección leve de las vías respiratorias bajas que no requieran valoración y/o ingreso hospitalario, con contacto telefónico.

A %d blogueros les gusta esto: