Estreno triunfal para Enrique Cruz-Yeray Mujica y el Ford Fiesta R5

Armas-Ramos con el Porsche 911 GT y Ponce-Rosario con Hyundai i20 R5, completan el primer podio regional del año y segundo del Campeonato BP de Las Palmas

Debut triunfal en el 59º Rallye Isla de Gran Canaria del piloto tinerfeño Enrique Cruz y su copiloto grancanario Yeray Mujica con el Ford Fiesta del equipo Copi Sport, que dominaron la clasificación con una sólida actuación en su primera carrera con este R5 de última generación. Sería a partir del cuarto tramo cuando tomaban el liderato, que ya no soltaban hasta subirse al podio en San Mateo en la tarde del pasado sábado como ganadores de la 59º edición. Esta es su segunda victoria en el decano de los rallys españoles y mejor casi imposible en este comienzo de temporada para ellos: primeros líderes del Campeonato de Canarias.

Esta especial temporada a nivel regional la han iniciado con muy buen pie Cruz-Mujica y además sumando los puntos extras máximos al imponerse en el TC Plus Ariñez-Utiaca, séptimo de los ocho tramos de la prueba organizada por la Escudería Maspalomas. Lograron tres scratchs, contra dos de Armas y Lemes y uno de Toñi Ponce. Esta gran actuación despeja muchas dudas y justifica el cambio de coche, que le mete de lleno en la lucha por reconquistar el título canario. Su ventaja al frente de la clasificación final acabó en 25,8 segundos.

La otra cara de la moneda fueron el lanzaroteño Yeray Lemes y el grancanario Rogelio Peñate, que se salieron con el Hyundai i20 R5 a un kilómetro de la meta del TC4 Valsequillo, cuando lideraban con más de 12 segundos la clasificación general y haciendo honor a su condición de favorito. Pero un excesivo subviraje en una derecha larga terminó con el coche en la cuneta y ya nada se pudo hacer para devolverlo al asfalto

Esta retirada hacía que el equipo de la Escudería Maspalomas, Iván Armas-Pity Ramos, subieran a un merecido segundo puesto en el podio final con el Porsche 911 GT, tras dar la sorpresa en el tramo espectáculo del viernes, en uno de los mejores rallys del equipo grancanario actual campeón de montaña, sumando además varios scratchs en la jornada del sábado cuando la suspensión le ayudaba y evitaba el exceso de derrapaje de su todavía muy competitiva montura dentro de la avalancha de coches tipo R5. Un resultado que les coloca bien dentro del Campeonato BP de Las Palmas.

El honor del equipo Hyundai Canarias lo salvaba meritoriamente Toñi Ponce-Dani Rosario, que tuvieron que correr hasta el final para defender el tercer lugar del podio ganado a pulso con la segunda unidad de i20 R5, tras un esfuerzo que les llevaba a marcar el mejor crono en el último tramo y quedarse a solo seis décimas de la segunda plaza, dejando atrás por siete segundos a los también grancanarios Luis Monzón-José Carlos Déniz, cuartos, con el Citroen C3 del equipo Auto-Laca.

A continuación se metieron quintos el equipo palmero-grancanario de Miguel Suárez-Dani Sosa en su buen debut con Skoda Fabia R5 del equipo Race-Seven y a Emma Falcón-Cándido Carrera (Citroen C3 R5 de Fuertwagen), que le siguieron en estos primeros puestos de honor de la clasificación general con la sexta plaza.

Monzón no estuvo nunca a gusto con el Citroen C3 y además se quedaba sin potencia por un problema de electrónica, mejorando un poco en los tramo de la tarde. Todo lo contrario para Emma, que sigue ampliando sus prestaciones y daba la talla esperada para ser muy pronto candidata a podio, como mínimo.

Buen rallye nuevamente para Raúl Quesada con el Skoda Octavia Kit Car, pero una avería de transmisión justo en el último TC le impedía acabar séptimo de la general, que sería un magnífico resultado después de mantener un alto ritmo durante todo el rallye y demostrar su rapidez con el primer coche del grupo TA, abortado por mala suerte.

Estuvo perseguido siempre por los Mitsubishi de Benjamín Avella-Agustín Alemán y de Juan Carlos de la Cruz-Miguel Rodríguez, finalmente séptimo y octavo absolutos por este orden, que estuvieron a un alto nivel dentro de la gran competencia que tenían alrededor.

El debut grancanario del Suzuki Swift Sport N5 de Manolo Mesa-Víctor Pérez se saldaba con el noveno puesto absoluto y sumando sus primeros puntos para el Regional, tras ir solventando diferentes problemas técnicos.

CARRERÓN DE LOS R3

Cerraron el «top ten» los satauteños Oliver Nieves-Emilio Pérez con el Renault Clio Cup N2 llevado al límite y primer coche “tracción delantera”. Tanto, que sufría una avería dentro del parque cerrado y recibieron sus trofeos pasando piloto y copiloto a pie por la rampa de llegada en San Mateo. Nieves se imponía en su lucha particular con los R3, a vehículos similares como el de Alberto Monzón-Aday Suárez (13º) y del mismo grupo como el de Aridany Ojeda-Francisco Vega con Honda Civic Type R (12º), que también fueron autores de un buen rallye. Y al Renault Clio R3T de Alfonso Viera-Juan Monzón, cuyo piloto tuvo un feliz reencuentro con las competiciones al terminar undécimo absoluto con un coche desconocido y habitual en las manos de su amigo David Sánchez. Esperemos que no sea su última aparición.

LOS R2 COMPITIERON A TOPE

La categoría R2 la vencía Erick Guerra-Teco Hernández con el Citroen C2, esta vez libre de problemas que le permitieron realizar un rallye casi impecable, con un excelente 14º de la general por corta diferencia sobre el Ford Fiesta R2 de Raúl Capdevila-David Rivero, el joven valor del equipo Copi Sport, que debutaba en rallye de asfalto en este Isla de Gran Canaria, a 15 segundos de sus rivales y 16º absoluto.

En medio se metieron los también jóvenes Juanfra Santana-Rubén Rodríguez con su veterano BMW 325i del grupo H5, grupo que ganaron sin dar opciones, además de conseguir un excelente puesto 14º de la general.

Destacar la buena actuación de Juan Betancort con su todavía competitivo Toyota Corolla Twin Cam, vencedor del grupo TA; o de Iván Cabrera con el Honda Civic, a continuación. Y prometedora temporada para las noveles Alba García-Sara Valido con un Opel Adam N3, que todavía podría haber sido mejor de no tener problemas justo en el último TC, acabando 59º del rallye. Y buen debut también de Arminda Falcón con Rayco Hernández, que llevaron el Adam R2 de Copi Sport al puesto 49º y cuarto dentro de los R2.

TROFEOS PROMOCIONALES

Con un excelente 21º de la general, Gregorio González-Gabriel Rivero se impusieron claramente en el Trofeo Toyota Emma de los Yaris, con Basilio Hernández-Ibán Santana en la segunda plaza y cerrando el podio Jonathan y Víctor Guillén.

El equipo de José García-María Hernández se llevó el Trofeo FALP de Promoción y subiendo hasta el 28º lugar absoluto y terceros del Trofeo Opel N3, que fue ganado por Alejandro Martín-Ruymán Reyes, seguido a sólo cinco segundos por Gilberto y Jesús Rodríguez. Además, José García ganaba el Trofeo Fan Motor al Mejor Piloto Debutante y Pedro Gutiérrez el de copilotos, ejerciendo esa importante labor al lado de Jordán Fleitas en el Opel Corsa.

El Trofeo BMW Power fue de manera implacable para Juanfra Santana-Rubén Rodríguez, que se quedó sin oposición, mientras Juanillo Betancort-Juan Carlos Díaz se imponían en la Copa Faroga-Pastelería La Madera, con sólo tres segundos sobre Iván y Naira Cabrera.

RETIRADOS

Fueron ocho los tramos cronometrados y con 30 coches retirados de los 104 que tomaron la salida el viernes en el tramo espectáculo de Las Palmas de Gran Canaria. Con más dureza de lo esperado, a razón de este alto porcentaje, la mayoría por averías como la de Rubén Curbelo en el Mitsubishi Evo, el Honda de Pablo Medina, el Saxo de Samuel Marrero, el Corsa de Fran Santana, el 208 de Nelson Climent, el Fiesta de Julio Martínez, el Clio de Marcial Alvarez, el BMW 323 de José Juan Díaz o el M3 de Miguel Quintino, este último logrando reengancharse.

Otros se quedaron fuera del rallye por salidas de carretera muy serias, como los Golf de Benedicto Domínguez y Juan Hernández. O como el vuelco protagonizado por el Abarth 500 de los hermanos Angel y Víctor Marrero en el salto del TC Camaretas. Incluso sin librarse de estos percances, el propio líder del rallye durante la mañana, Yeray Lemes, que se salía en el TC4 Valsequillo, con pocos desperfectos en el Hyundai R5, pero sin posibilidad de volver a la carretera.

ORGANIZACIÓN

La prueba se disputó con buen tiempo, algo de calor y mucha afición deseando ver en acción al buen parque de coches y equipos presentes este año en los rallys grancanarios. Las diferentes incidencias de carrera retrasaron los horarios programados que se fueron solventando por parte de la organización de la Escudería Maspalomas, aunque ya fue inevitable cumplir el horario con el último tramo, segunda pasada por Camaretas-Cruz de Tejeda, tramo que definitivamente sería neutralizado tras el incidente protagonizado por el equipo número 45 de Benedicto Domínguez-Jacinto Pérez.

Después de esta segunda cita del Campeonato BP de Rallys de Las Palmas, el certamen sigue abierto sin que se vea un favorito, con dos rallys y dos ganadores diferentes, Enrique Cruz y Yeray Lemes en Santa Brígida. La próxima cita será el Comarca-Norte de Gran Canaria el 5 de septiembre. Y dos semanas después otra cita regional con el rallye La Palma-Isla Bonita, a donde llegarán como líderes Cruz y Mujica con el Ford Fiesta R5 de Copi Sport.

La prueba finalizó con retraso debido a los numerosos incidentes en los tramos, con la ceremonia de entrega de trofeos bajo los cánones de la nueva normalidad, presidida por Antonio Ortega alcalde de la Vega de San Mateo y un amplio grupo de sus concejales. También asistieron el presidente de la FALP Miguel Angel Domínguez y Beatriz Boris de BP, patrocinador del Campeonato Provincial de Rallys y José Víctor Rodríguez por la organización de la Escudería Maspalomas.

A %d blogueros les gusta esto: