Fundación DISA contribuye con la labor de comedores sociales de las islas

Esta colaboración permite asegurar el reparto de alimentos durante los próximos meses e incrementar las medidas de seguridad en los centros

La atención de estos centros ha incrementado un 74% desde el inicio del estado de alarma

La Fundación DISA ha firmado seis acuerdos de colaboración con Cáritas Diocesana de Canarias, Compañía Hijas de la Caridad y su comedor social Nuestra Señora del Carmen, Asociación Benéfica Centro Padre Laraña, Obra Social la Milagrosa, Comedor Social San Pedro y la Fundación Canaria Flora Acoge, con el fin de proporcionar una aportación económica para que puedan seguir realizando su labor referente a los servicios destinados a los colectivos más vulnerables de la sociedad canaria.

Con estas firmas, desde la Fundación DISA se pretende reconocer y prestar apoyo a estas entidades que trabajan día a día por dotar a las personas de lo más básico, especialmente a aquellas más vulnerables ante la actual crisis sanitaria, económica y social provocada por la COVID-19. Y es que los datos hablan por sí solos, ya que, según cifras proporcionadas por Cáritas, en los últimos meses, esta situación ha supuesto un aumento del 74,2% en el número de intervenciones con respecto a los días anteriores al inicio de las medidas de confinamiento, tratándose principalmente de familias que ante el estado de alarma y los ERTES empresariales han visto disminuir los ingresos.

Ubicados en Las Palmas de Gran Canaria, San Bartolomé de Tirajana, Santa Cruz de Tenerife y Arrecife, estos centros prestan diariamente ayuda a personas sin hogar, migrantes, menores con problemática familiar, familias en riesgo y mujeres víctimas. Estas ayudas no tratan solamente de proporcionar alimentación in situ, sino también en el reparto de alimentos o ropa, servicio de higiene personal, ayudas en el pago de facturas de bienes y servicios de primera necesidad, servicios individualizados con profesionales, e incluso, apoyo profesional a mayores y educativo a los más pequeños.

Con la aportación económica realizada, cada entidad realizará las gestiones y compras necesarias para paliar sus necesidades actuales tal cual manifiestan las Hijas de la Caridad, el comedor La Milagrosa o el de San Pedro. En el caso de Padre Laraña el grueso del importe irá destinado a la adquisición de pantallas y equipos de protección individual para adultos y menores, con el fin de atender a estos últimos con las mayores medidas de seguridad posible.

También, gracias a esta colaboración, Flora Acoge podrá seguir ofreciendo servicio de desayuno y almuerzo a los más de 200 beneficiaros actuales de su proyecto de promoción social durante los próximos meses. Este concepto principal lo comparte Cáritas Diocesana de Canarias, que además de proporcionar menús en sus locales habituales también hace repartos a domicilio y ha sufrido un incremento de 342 usuarios en sus comedores de Gran Canaria, por lo que se ha visto en la necesidad de contratación de personal en sus cocinas.

Fiel a su misión, desde el comienzo del estado de alarma, la Fundación DISA ha seguido sumando energías con otras instituciones de relevancia que poseen la estructura y los conocimientos precisos para que las consecuencias del coronavirus no dejen mayores secuelas en aquellas personas que por diversos motivos se encuentran en situaciones más difíciles. Ayudas con fines educativos para los más jóvenes, atención directa a mayores o reparto de equipos de protección individual a organismos y profesionales que trabajan en la prevención y en seguridad frente al virus, son solo una muestra de su compromiso con la sociedad canaria también en las circunstancias más complicadas.

A %d blogueros les gusta esto: