El PP critica la “falta de previsión” del Cabildo por no abrir las salas de estudio de la Biblioteca Insular pese a estar permitido

Estudiantes, opositores y usuarios piden que, además del préstamo de libros, permita el uso de las zonas de estudio y otras actividades culturales autorizadas por la Orden de Sanidad de 30 de mayo siempre que no se supere el 50% del aforo

La Biblioteca Insular no tiene previsto retomar estos servicios hasta el próximo 22 de junio, dos semanas después de aprobarse las nuevas medidas

El Grupo Popular en el Cabildo de Gran Canaria ha criticado hoy la “falta de previsión” de la Consejería de Cultura por no reabrir las salas de estudio de la Biblioteca Insular ni permitir otras actividades culturales en sus instalaciones pese a estar autorizado por el Ministerio de Sanidad desde el pasado lunes 8 de junio, cuando Gran Canaria entró en fase 3 del proceso de desescalada en la crisis del coronavirus.

El PP se hace eco de las quejas de muchos estudiantes, opositores y usuarios de la Biblioteca Insular que reclaman la apertura de estas instalaciones para poder preparar sus exámenes o las pruebas de acceso a la Universidad, y reprochan al Cabildo de Gran Canaria que no haya hecho a tiempo sus deberes para adaptar estos espacios a los requerimientos fijados por Sanidad.

Además, los propios usuarios se quejan de que otras salas de estudio ubicadas en dependencias de la Consejería de Juventud, como el Espacio Joven o el Centro de San Antonio, en Vegueta, también se encuentran clausuradas, por lo que no disponen de ningún sitio público para poder estudiar.

El PP recuerda que, según la Orden SND/458/2020, de 30 de mayo, en las bibliotecas públicas y privadas “podrá permitirse el estudio en sala, siempre que se den las condiciones necesarias según la dirección de la biblioteca, y no se supere el 50% del aforo autorizado”, manteniendo la distancia de seguridad interpersonal de dos metros entre los asistentes.

Asimismo, la orden de Sanidad autoriza la realización de otras actividades culturales en las bibliotecas siempre que se cumplan las medidas de higiene, prevención e información previstas en la normativa vigente al objeto de garantizar la seguridad de usuarios y trabajadores, tales como la desinfección de los espacios y el mobiliario, la colocación de mamparas de protección o la instalación de dispensadores de geles hidroalcohólicos.

La Biblioteca Insular, que reabrió sus puertas el pasado 25 de mayo, sólo presta a día de hoy los servicios de devolución y préstamo bajo demanda con 48 horas de antelación. El horario de atención al público, de forma telemática o presencial, es de lunes a jueves, de 10:00 a 14:00hs y de 15:00 a 19:00 hs.

A %d blogueros les gusta esto: