Los mayores de 55 años producirán pérdidas de 3.500 millones de euros al sector turístico

La crisis del coronavirus en España ha ocasionado daños irreparables en la población a nivel sanitario y económico. El número de fallecidos a día de hoy en nuestro país asciende a 27.127 casos, siendo el 95% de los mismos personas mayores de 65 años. El índice de mortalidad internacional a causa del virus tampoco nuestra cifras alentadoras para las personas cercanas a esta edad. El 80% de las muertes que hubieron en China y Estados Unidos por el coronavirus también se ocasionaron en mayores de 65 años.

Estos datos han ocasionado el miedo entre esta parte de la población e incluso en las personas que son un poco más jóvenes, los de edad igual o superior a 55 años. Según el Instituto Nacional de Estadística, los ciudadanos de esta edad son los más afectados por enfermedades crónicas, lo que los sitúa en un nivel alto de vulnerabilidad al coronavirus. Además, también se señala una tendencia a que esta parte de la población pueda padecer insuficiencias respiratorias, cardiacas y demás patologías que debiliten su sistema inmunitario. En este contexto, protegerse de forma estricta y evitar la exposición al virus es una prioridad para esta parte de la población.

A causa de esto y aunque el país se encuentre en plena desescalada por el coronavirus, según un estudio realizado por la agencia de viajes Felices Vacaciones, más de la mitad de la población de edad igual o superior a 55 años se abstiene de realizar viajes de verano este año, en concreto el 60% respecto al año anterior.

En nuestro país, la cifra de habitantes de 55 años de edad en adelante asciende a más de 16 millones de habitantes. Esto puede desencadenar, según este mismo estudio, que más de 9 millones de paquetes vacacionales orientados a públicos de esta edad no vayan a ser comercializados. Esto produce grandes pérdidas económicas en las agencias de viajes y una recuperación mucho más pausada de las mismas. El precio de los paquetes vacacionales orientados a este público oscila entre 400 y 500 euros dependiendo del destino, por lo que la pérdida de este turismo podría llegar a tener un perjuicio económico cercano a 3.500 millones de euros en el sector.

Según las recomendaciones emitidas por Sanidad, las personas mayores de 55 años deberán evitar las multitudes y el uso del transporte público por ser ciudadanos de alta vulnerabilidad al coronavirus. Realizar viajes tampoco es recomendable salvo que se trate de trayectos esenciales o de vital necesidad. Las medidas de higiene son las comunes y se recomienda el abastecimiento de provisiones.

A %d blogueros les gusta esto: