NC califica de buena notica las doce obras impulsadas por el Cabildo para mejorar el abastecimiento de agua

En una época tan complicada como la que vivimos, es imprescindible que la isla de Fuerteventura mejore su infraestructura hidráulica.

Durante la última década, vecinos y vecinas de la isla de Fuerteventura han venido reclamando insistentemente al Cabildo insular la mejora de la red hidráulica que rompa con los cortes de agua que afecta a la mayoría de los pueblos de norte a sur de la isla. Las pérdidas en la distribución constituyen un problema importante debido a la antigüedad, longitud de las redes de distribución y las frecuentes averías en las redes arteriales que provocan los cortes más relevantes de la distribución en zonas como Lajares, El Roque, El Cotillo, Tesejerague, Cardón, La Pared, Tarajalejo o La Lajita entre otros. A esto hay que unir la demanda agrícola, residencial y turística que ha dejado obsoletas la red de abasto de aguas en Fuerteventura.

Pilar Rodríguez, vicepresidenta de Nueva Canarias (NC), manifiesta que “los medios humanos, técnicos y económicos que había previsto el Consorcio Insular de Aguas de Fuerteventura (CAAF) en épocas pasadas no han sido suficientes para abordar la ingente tarea de gestión necesaria ni para ejecutar las actuaciones previstas, incluso en aquellas que fueron consideradas prioritarias. El nuevo gobierno del Cabildo, del que Nueva Canarias forma parte, ha propiciado la rápida actuación de 12 acciones en forma de obras hidráulicas para paliar el abastecimiento de aguas en la isla. Un paso importante al que a buen seguro vendrán otros”.

Pilar Rodríguez destaca que, “el inicio de las 12 actuaciones de obras hidráulicas que garantice el abastecimiento de agua en la isla es una buena noticia para los vecinos y vecinas de Fuerteventura. En una época donde tan necesaria se hace contar con agua en nuestras casas, hoteles y apartamentos turísticos debido a la pandemia sanitaria que padecemos, conseguir mejorar el estado actual de la red hidráulica y de las agua, satisfacer su demanda, incrementando las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando su empleo y racionalizando sus usos conseguirá beneficiar a los miles de habitantes de nuestra isla demostrando que cuando se trabaja en conjunto para el bien del pueblo, se avanza. Las obras que se van a acometer son muy importantes, y probablemente se alargaran durante algún tiempo debido a la amplitud de las etapas a acometer, pero muy necesaria con la única idea de dejarla en buenas condiciones, de cara a futuro para evitar cortes como los que hasta ahora hemos venido sufriendo en la isla”.

A %d blogueros les gusta esto: