Artículo de Opinión: Juan Carlos Tacoronte. Larga vida a la cuentería.

Crecí jugando en un camino de tierra y el paisaje de montañas y valles, al igual los rostros de seres humanos, se quedaron impresos en mi retina como un retrato que todavía no amarillea. Siempre me dio mucho gusto merodear los patios propios y ajenos, allí hombres y mujeres de edad hacían la vida, conversando cosas cotidianas como «si va a llover, si parieron las cabras, si se murió fulanito o si había que encender alguna vela por algún nieto que andaba de exámenes lo necesitaba». Estas personas mayores gozaban de respeto y consideración, eran nuestra memoria y su sabiduría estaba sustentada por la propia experiencia de vivir tiempos muy difíciles. Hoy en día en medio de este temporal al que llamamos Covid19 nos está arrebatando no solo la vida de abuelos y abuelas sino también un legado intangible, esa memoria de vida de un tiempo lleno de tesoros, que tienen que ver con lo cotidiano. Me duele oír decir que este virus solo ataca a los mayores como si fuera eso cosa menor. Somos lo que somos y hemos llegado tan lejos porque ellos y ellas nos sustentan bajo nuestros pies, fueron sus pasos los que hicieron el camino, lo allanaron y facilitaron nuestro viaje hasta hoy.

Para quienes vivimos contando la vida es un deber cuidar y mimar las fuentes de donde bebemos. Fogata de cuentos nace de la inspiración de maestro mexicano Jermán Argueta, referente de la narración oral mexicana, profesor, antropólogo, editor, escritor y director de Crónicas y leyendas mexicanas. Este festival internacional también ha sido posible gracias a la organización del maestro Francisco Ibarlucea Bozal, narrador, guía turístico en el tranvía de la ciudad de México y asesor educativo entre otras cosa. Con el ánimo de hacer más llevadero el confinamiento a mucha gente, de aquí y de allá, convocaron a la gente de la Narración oral en lengua hispanoamericana y portuguesa. Países como Colombia, Bolivia, Venezuela, Chile, Ecuador, España, Uruguay, Argentina entre otros han participado en esta Fogata de cuentos. Desde hace tres fines de semanas muchas formas de contar con acentos y expresiones diferentes, hemos intercambiado historias, cuentos y leyendas, hemos entrado en hogares donde esta forma de hacer cultura ha dejado una huella positiva a muchas familias que sin lugar a dudas les ha facilitado un poco más ese confinamiento.

Toda esta experiencia se ha recogido en un grupo de facebook que se llama
Fogata de cuentos, ahí se archivan todas las contadas y se pueden disfrutar todos los directos que hemos ido haciendo desde el comienzo. Para mi ha sido un honor ser convocado y compartir aprendiendo de otras voces, maneras de contar y escuchar historias alrededor de esta fogata encendida por amor a la vida y a las palabras.

                                                 Larga vida a la cuentería.
                                      Juan Carlos Tacoronte. Narrador oral.
A %d blogueros les gusta esto: