El Cabildo de Tenerife ordena la paralización de la obra del muro de la carretera de La Montaña

El Ayuntamiento no descarta tomar medidas legales contra el Cabildo por una decisión que no se ajusta a la legalidad

El Ayuntamiento de Los Realejos informa que se ha paralizado la obra de reposición del muro de contención de la carretera de La Montaña, ubicado al margen derecho de la vía, que va desde el Colegio Pureza de María hasta el Restaurante El Monasterio (entre el km. 1,1 y el km. 1,4) por orden del Cabildo de Tenerife.

A los propietarios del terreno, a los que el Ayuntamiento ya había autorizado la obra y concedido un plazo para realizarla, el Cabildo les ha informado de la obligatoriedad de llevar a cabo el retranqueo del muro, una obra que el PGO municipal no permite y que sería en estos momentos ilegal.

La concejala de Urbanismo, Laura Lima, ha mostrado su asombro ante la comunicación del Cabildo: “El área de Carreteras nos comunica que ordenemos la paralización de la reparación del Muro de La Montaña para que cometamos una ilegalidad. Al no haberse aprobado un Plan Especial del Monumento Natural de La Montaña de Los Frailes, que le corresponde al Cabildo, es de aplicación nuestro PGO que no permite que se haga un retranqueo de 3 metros”.

El alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez, ha manifestado que “no entiende cómo una Administración puede ordenar la paralización, cuando ahora se podría aprovechar esta situación de alarma para avanzar todo lo posible en la reposición, causando menos molestias a los vecinos, para que cuando se vuelva a la normalidad se tenga la vía en perfecto estado y abierta al tráfico”.

Domínguez, conocedor de la situación económica y las consecuencias que vendrán para nuestro tejido empresarial tras pasar la crisis, considera que no es de recibo que se intente dilatar esto más en el tiempo.

El citado tramo de la carretera TF-333 fue cerrado por el área de Carreteras del Cabildo de Tenerife en noviembre del año pasado por motivos de seguridad a causa del desprendimiento de un muro de contención, de propiedad privada. Por ello hasta el 19 de marzo del presente año que comenzó la obra de reposición ese tramo de la vía había permanecido cerrado, por lo que la circulación estaba siendo controlada por semáforos que propiciaban un tráfico alternativo, con el fin de minimizar la afección a los usuarios de la carretera.

Ante esta situación y en cumplimiento de una orden de ejecución del Cabildo de Tenerife, el Ayuntamiento de Los Realejos comunica a la propiedad de El Monasterio que tiene que restituir el muro que se ha derrumbado. En esa fase, el Cabildo dice que no se reponga, sino que se retranquee y de esa manera se pueda construir una acera.

El problema aparece porque el muro está en suelo rústico y al no existir el Plan Especial del Monumento Natural de La Montaña Los Frailes (cuya redacción corresponde al Cabildo) se tiene que aplicar la normativa municipal, en este caso, el PGO del municipio según el cual al tratarse de suelo rústico solo tiene cabida la reposición. Desde la Gerencia de Urbanismo se informa de la situación a la Consejería Insular de Medio Ambiente que responde dándole la razón al Consistorio.

Una vez que Medio Ambiente autoriza la orden de ejecución para la reposición del muro, es el propio Ayuntamiento quien da la orden de ejecución para el inicio de las obras que comenzaron el pasado 19 de marzo.

Transcurrido ese tiempo, el Área de Carreteras del Cabildo de Tenerife informa ahora de que la orden de ejecución carece de autorización, cuando el Ayuntamiento está cumpliendo con una petición que había hecho el propio Cabildo de ordenar la restitución del muro y por tanto no sería necesaria dicha autorización, puesto que resultaría contradictorio.

A esto se le suma que mientras se estaba ejecutando la obra del tramo del muro afectado parte de otro ha cedido, por lo que el Ayuntamiento ha aconsejado no intervenir en esa parte hasta no presentar el correspondiente proyecto y recabar las autorizaciones pertinentes del Cabildo.

A %d blogueros les gusta esto: