El Cabildo de La Gomera demanda medidas efectivas para la reducción real del precio de los combustibles en la isla

El presidente insular explica que la coyuntura del COVID-19 deja una bajada generalizada en los precios de los carburantes, aunque alerta que la diferencia del coste por litro entre las islas sigue por encima de los 20 céntimos

Llenar un depósito de gasolina 98 en La Gomera alcanza los 44 euros, mientras que en Tenerife los usuarios pueden hacerlo por 33 euros

El presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, ha hecho un llamamiento a las administraciones y empresas suministradoras para articular un mecanismo de abaratamiento real de los precios del combustible en la isla, que aún mantiene una diferencia en el coste medio por litro superior a los 20 céntimos, si lo comparamos con Tenerife.

“La crisis abierta por la expansión del COVID-19 ha acarreado una bajada generalizada de precio del petróleo y, por consiguiente, una rebaja en los costes de las gasolinas”, sin embargo, alertó Curbelo, “aún produciéndose este abaratamiento los ciudadanos gomeros siguen pagando más por llenar el depósito de sus vehículos, una situación que ya hemos venido denunciando desde hace tiempo”.

El dirigente insular explicó que si en Tenerife llenar un depósito de 40 litros de gasolina 98 cuesta 33 euros, en La Gomera el desembolso que debe hacer un ciudadano alcanza los 44 euros. “Hablamos de 10 euros de diferencia en el coste real al que hacen frente familias y empresas de la isla, que ahora pasan por una situación muy delicada”, aseveró.

El mandatario insular hizo hincapié en que a las dificultades de la crisis del virus y sus consecuencias en los ámbitos sanitario, social y económico, se añade este desequilibrio que incrementa la brecha entre los ciudadanos de las islas. “Supone un aspecto negativo que merma la capacidad de desarrollo de estos territorios y que ahora es más patente”, lamentó.

Por último, insistió en el sobrecoste que padece el tejido productivo de la isla atendiendo a la doble insularidad, puesto que las empresas tienen que hacer frente a inversiones un 10% más caras cuando invierten en La Gomera o El Hierro. “Estas cifras corroboran la desigualdad en la capacidad competitiva de nuestra economía, que se agrava con la situación que actualmente vivimos”, aseveró .

A %d blogueros les gusta esto: