Granadilla en tiempo de COVID-19.

La Agrupación de Vecinos Granadilla de Abona, quiere, ante todo felicitar a todos y cada uno de los vecinos, que han seguido las recomendaciones de las autoridades, de mantenerse en casa. El confinamiento domiciliario, la falta de libertad de movimiento la sensación de amenaza constante, han sacado de nuestros vecinos su lado más solidario.

Es momento de arrimar al hombro, de dejar a un lado discrepancias políticas y de hacer piña en pro, de todos los vecinos. La protección a los trabajadores municipales más expuestos como puede ser la policía local, ayuda a domicilio, recogida de residuos, entre otros, debe estar garantizada con las medidas adecuadas par a prestar un buen servicio. Así como el apoyo o la flexibilidad horaria a otro tantos trabajadores, que tienen a su cuidado menores, mayores o discapacitados.

El cubrir la necesidades de los más desprotegidos, las ayudas de alimento y ropa, la atención a los mayores sin apoyo familiar, la limpieza viaria, la comunicación actualizada, todo ello apoyándose en asociaciones y colectivos del municipio haciendo valer el voluntariado como parte fundamental ante situaciones excepcionales, deben de ser para el Ayuntamiento una de sus funciones fundamentales, para estar cerca y dar seguridad a cada uno de los Granadilleros.

El rédito político que pueden dar unas fotos o noticias populistas, poco aportan cuando hay recursos que no se usan o profesionales con los que no se cuenta. Entendemos que ya se debe estar trabajando desde el área económica, para que una vez pasada la crisis sanitaria se articulen los mecanismos necesarios que impulsen el comercio local y que se implementen ayudas para empresarios y autónomos que permitan agilizar la recuperación de la economía. No olvidando el sector primario, que en esta situación de alarma, tan presente está en los nuestros hogares con reparto, incluso a domicilio.

No nos olvidamos de aquellos que se han ido, en un periodo de confinamiento, de reclusión obligatoria en nuestras casas, y que no han sido despedidos por su familiares y amigos como les hubiera gustado. Momento duros donde la imposibilidad de un abrazo, dificultan el proceso de duelo.

Terminamos, como empezamos, felicitando a los vecinos por el cumplimiento de estado de alarma y agradeciendo a todos aquellos que salen a la calle, y que de una forma o de otra, hacen mas fácil este confinamiento.

yomequedoencasa

A %d blogueros les gusta esto: