El Cabildo de Gran Canaria destina un millón de euros a la compra de frutas y verduras al sector primario destinadas a las familias más necesitadas

Serán distribuidas a las más de 6.000 familias “cuota cero” de Gran Canaria

Supone un respaldo a la comercialización de los excedentes agrarios y ganaderos por el cierre turístico, lo que compromete su supervivencia

El Cabildo de Gran Canaria ha decidido destinar un millón de euros de fondos propios a la adquisición de productos del sector primario destinados a las familias más vulnerables en estos momentos de crisis sanitaria.

Las salidas de los productos de la agricultura, ganadería y pesca de Gran Canaria ha sufrido un desplome por el cierre del sector hostelero y restaurador, lo que pone en peligro su supervivencia, por lo que el Cabildo ha puesto en marcha varias líneas de trabajo para abrir nuevas líneas de comercialización.

Igualmente, en las familias más vulnerables están repercutiendo con aún mayor dureza la crisis socioeconómica que lleva aparejada esta crisis sanitaria, por lo que la Presidencia del Cabildo ha decidido destinar un millón de euros a cubrir ambas necesidades.

De un lado, la Consejería de Soberanía Alimentaria se encargará de la adquisición a los productores del campo y el mar, y de otro, la Consejería de Política Social de su distribución entre las familias que más lo necesitan, en este caso las más de 6.000 unidades familiares denominadas “cuota cero”, que por sus bajos recursos tienen acceso gratuito a los comedores escolares que, además en esta situación, están cerrados, por lo que para ellas el perjuicio se multiplica.

En cuanto al sector primario, las otras medidas son un llamamiento a las grandes superficies y supermercados a adquirir estos productos, llamamiento al que están respondiendo, así como la creación de una plataforma digital que ponga en contacto a productores y consumidores para efectuar ventas directas, entre otras.

Con respecto a la atención de las familias más necesitadas, hay varias líneas abiertas, como ayudas de emergencia, a la contratación, planes de empleo, asistencia domiciliaria y teleasistencia, entre otras.

El Cabildo de Gran Canaria trabaja desde el inicio del estado de alarma para contrarrestar los efectos socioeconómicos de esta situación, de manera que aprobó un primer paquete de medidas, una treintena, por un valor superior a los 135 millones de euros y proseguirá tomando todas las medidas necesarias para afrontar esta situación.

A %d blogueros les gusta esto: